Circuitos Turísticos de MISIONES
 
Cataratas del Iguazú Ruinas Jesuíticas Saltos del Moconá Corredores
 
 
 
CATARATAS DEL IGUAZÚ

IGUAZÚ JUNGLE EXPLORER
Viva la Gran Aventura

Iguazú Jungle Explorer ofrece paseos náuticos y terrestres en el área de Cataratas del Iguazú, que permiten al visitante tener un contacto íntimo con la naturaleza y vivir las Cataratas y su entorno selvático desde adentro.
Este programa brinda la posibilidad de conocer en un día completo los paseos tradicionales de las Cataratas (Puerto Canoas, circuitos del área de Cataratas, Isla San Martín) desde donde se accede a estas tres opciones de aventura:
1) Botes al Balcón de la Garganta del Diablo
2) Safari Náutico
3) Gran Aventura o Aventura Náutica
Todos los paseos son con traslados dentro del área incluidos.

SAFARI NÁUTICO: Intimidad con la Naturaleza
Delta: Navegación de 4 kilómetros a través del Río Iguazú superior en gomones a remos guiados por expertos lugareños, partiendo desde Puerto Canoas hasta Puerto Tres Marías.
Contemplando la flora y la fauna en su más puro estado natural. Transporte dentro del área incluido.
Duración: 35 minutos aproximadamente.
Salidas: cada hora a partir de las 08:30 horas desde las oficinas o desde Puerto Canoas.

Cataratas del Iguazú

AVENTURA NÁUTICA: Cataratas y Emociones.
Cataratas: Embarque frente a la Isla San Martín en gomones semi-rígidos. Ingreso al Cañón de la Garganta del Diablo con un inolvidable bautismo en las brumas.
Saltos: aproximación a los 7 saltos más importantes y visita a los saltos brasileños.
Duración aproximada: 12 minutos.
Salidas: cada 15 minutos desde la Isla San Martín.

GRAN AVENTURA: Selva, Rápidos y Cascadas.
Selva: recorrido de 8 kilómetros en vehículos todo terreno por el sendero Yacaratiá hasta Puerto Macuco.

Rápidos: embarque en gomones semi-rígidos navegando 6 kilómetros por el río Iguazú inferior con 2 kilómetros de rápidos.
Cascadas: ingreso al Cañón de Garganta del Diablo con aproximación a los saltos y desembarco a Isla San Martín, corazón de las Cataratas.
Duración: aproximadamente 65 minutos.
Salidas: todas las horas en punto desde las oficinas o desde la Isla San Martín.

PASEO ECOLÓGICO: Rugidos y Contemplación.
Este programa es la mejor combinación entre la impactante fuerza del rugido de la Garganta del Diablo y la íntima contemplación de los sonidos de la selva que ofrece el safari náutico.
Servicios Incluidos: transportes dentro del área, botes al Balcón de la Garganta del Diablo y Safari Náutico.
Duración: 1 hora 45 minutos.
Salidas. Cada hora a partir de las 08:30 desde las oficinas o desde Puerto Canoas.

IGUAZÚ FOREST

Descubra una nueva manera de hacer turismo.
Es un lugar único por sus características y ubicación geográfica privilegiada. Está ubicado a 7 kilómetros de la ciudad de Iguazú y a 15 de Cataratas.
En cerca de 15 mil hectáreas, la naturaleza se ha encargado de diseñar una topografía envidiable y paradisíaca, aquí se descubre el lujo ecológico, disfrutando de los museos naturales, los sagrarios de la flora, etcétera; siendo este sitio donde el turista se encuentra con el relax, el placer y la admiración por la selva, incitándolo a la práctica de actividades como: rappelig de árboles gigantes, trekking, tyrolean, birdwatching, overland, safari fotográfico, canoening y canopy.

Cataratas del Iguazú
SOL IGUAZU EMPRESA DE VIAJES Y TURISMO

Sol Iguazú es un empresa con una oferta completa de productos y servicios. Entre los servicios tradicionales se encuentran: transfer, excursiones a Cataratas argentinas, Cataratas brasileñas, Represa de Itaipú, Ruinas Jesuíticas de San Ignacio con su corredor turístico cultural, Minas de Piedras de Wanda, etcétera.
Uno de los objetivos de la Empresa es la continua captación de nuevos segmentos del mercado, es por ello que se brindan múltiples alternativas en excursiones no tradicionales como ser: turismo de estancia, avistaje de aves, pesca (embarcación y equipos), excursiones de aventura (selva y ríos), aldeas guaraníes, etcétera.

 

Cataratas del Iguazú
TURISMO CUENCA DEL PLATA - EXCURSIONES SERVICIOS:

Paseos por la selva. Visitas a aldeas aborígenes. Cabalgatas ecológicas. Ruinas Jesuíticas.
CIRCUITOS ECOLÓGICOS: Saltos del Moconá. Estancias turísticas de la provincia de Misiones y Corrientes.
 
RUINAS JESUITICAS

Las Misiones Jesuíticas
El origen de nuestra historia

Las Misiones Jesuíticas estuvieron formadas por pueblos en los que se desarrollaron actividades vinculadas con las ciencias y las artes. Crecieron tanto, que llegaron a un nivel social t tecnológico que despertó la ira de los españoles y los portugueses, por ese motivo al expulsar a los misioneros, aniquilaron el sueño de los jesuitas.
Los guaraníes, un pueblo que forjó su cultura en el esfuerzo y la lucha, sucumbió ante el egoismo del hombre.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Reflejan la historia y la lucha de miles de hombres nativos y extranjeros que bañaron con sangre estas tierras. Hoy, San Ignacio, es también naturaleza y aventuras, conectándose con las raíces de América.

Ruinas Jesuíticas

Ayer: Los 30 pueblos fundados por los jesuitas en el siglo XVI, cuya organización asombra aún hoy al mundo entero, constituyó la más extraordinaria gesta Evangelizadora en América.
Las Reducciones Jesuíticas de San Ignacio, Loreto, Santa Ana y Santa María en la República Argentina, Trinidad en la República del Paraguay y San Miguel en el Brasil, conforman una unidad testimonial que permite internarse con total realismo en la vida de miles de aborígenes, que guiados por los Padres Jesuitas, supieron crear una organización y sistema de vida que marcó el futuro de esta región de América.

Hoy: ¿Qué son los Centros de Interpretación?
Recientemente construidos en los conjuntos jesuíticos tienen como finalidad, brindar todos los servicios de apoyo y protección, tanto a los visitantes como a técnicos, investigadores o historiadores. Están provistos de los servicios básicos para los turistas, viviendas para técnicos, áreas de apoyo para los trabajos de restauración y centros de exposiciones, donde se exhibe material didáctico, así como también, material museístico de los sitios, resultados de los trabajos arqueológicos.
Con la construcción de estos centros se garantizan las comodidades para los visitantes y el apoyo necesaria para la tarea de los técnicos en el mismo momento.

Ruinas Jesuíticas

SANTA MARÍA LA MAYOR

Se accede a ellas a través de la Ruta Provincial Nº 2, desde San Javier pasando por Itacaruaré o bien desde Concepción de la Sierra.
Esta Reducción fue fundada en el año 1.636, durante el proceso de destrucción de los pueblos por las malocas paulistas y se trasladó a su actual asentamiento en 1.637.
En el año 1.767 con la expulsión de los Jesuitas, esta reducción guaranítica se encontraba en plena etapa de consolidación.
Los muros de la residencia de los religiosos, los talleres artesanales y el colegio, están bastante bien conservados a pesar del paso del tiempo y el implacable avance de la selva.
La existencia de una secuencia de plazas y plazoletas es una particularidad única en relación al modelo urbano de las demás reducciones.

CONJUNTO JESUÍTICO DE SANTA ANA

A 1 Km. de la Ruta Nacional 12 y a 39 Km. de la ciudad de Posadas.
Fue fundada en el año 1.633 en la región del Tapé, a orillas del río Igay. Al igual que los otros pueblos de su entorno, en 1.637, emigró a causa de los ataques de los bandeirantes. En 1.639, se trasladó a orillas del Paraná, cerca de donde se estableció definitivamente, en 1660.

Ruinas Jesuíticas

El acceso al poblado estaba flanqueado por dos capillas simétricas, una de las cuales se conserva en buen estado, de la otra, quedan vestigios de cimientos. Al igual que en otros casos, el trazado del pueblo está ordenado alrededor de la plaza. En su lado sur se alza el conjunto de la iglesia, sacristía, casa de los padres, escuela, cementerio, huerta, el coty-guazú y otras dependencias comunitarias.

Sin embargo, la particularidad de su emplazamiento, en el que se destacan grandes cambios de nivel, impuso criterios propios al proyecto urbano, cuyo elemento más llamativo es la imponente sobre elevación del conjunto principal, con una gran escalinata de acceso, de monumentalidad poco común.
Las viviendas de los aborígenes son diferentes a las de otras reducciones. Se destacan restos de obras utilitarias, como canalizaciones pluviales y los andenes de cultivos del huerto.
En 1.984, Santa Ana fue incluida en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Ruinas Jesuíticas

CONJUNTO JESUÍTICO DE NUESTRA SEÑORA DE LA CANDELARIA

Está ubicada a 19 Km. de la ciudad de Posadas, por la ruta nacional 12.
Fundada en el año 1.628 a orillas del río Iyuí, y luego de sucesivos traslados a causa de los ataques de los bandeirantes, Candelara se trasladó a su emplazamiento definitivo en 1.665.
La reducción fue sede del Provincial de las Misiones de Guaraníes y su centro administrativo. En el Cabildo de Candelaria, los religiosos, a cuyo cargo quedaron las Misiones luego de la expulsión de los jesuítas en 1.767, reconocieron a la Junta de Gobierno nombrada en Buenos Aires y por el tratado de comercio y límites firmado con Asunción en 1.811, Candelaria, junto con otros cuatro pueblos paranaenses, quedó bajo la custodia del Paraguay. Recuperados en 1.815 por Andrés Guacurarí ("Andresito"). En 1.821 fueron tomados nuevamente por los paraguayos, quedando en su poder hasta 1.865.
Los vestigios más notorios de la antigua reducción se encuentran en terrenos de la actual Unidad Penitenciaria de Candelaria. Los restos en elevación que persisten, corresponden a la sede del Superior y a los talleres, una edificación que presentaba una planta alta y un subsuelo.
Estos testimonios monumentales, llegan a un altura que oscila entre los seis y siete metros. Pueden apreciarse muros en toda su altura, columnas y pisos. Además de estos vestigios persisten otros menos importantes, como ser viviendas, partes de templos y de la huerta.

Ruinas Jesuíticas

 
SALTOS DEL MOCONÁ

MOCONÁ, SOLO PARA AVENTUREROS

El verano es la estación ideal para llegar a la menos conocida de las bellezas de Misiones. Su ubicación sobre el río Uruguay a 80 kilómetros del pueblo más cercano y a la misma distancia del primer camino asfaltado hacen que sea un lugar sólo para los aventureros de espíritu.
Los saltos del Moconá, una impresionante caída de agua de 2500 metros de extensión y hasta 30 metros de altura ubicada transversalmente sobre el río Uruguay, están en medio de un parque provincial intangible que le otorga la característica única de estar en medio de la selva y no tener ningún tipo de infraestructura.
Recién hace un par de años se instaló en el límite mismo del parque, a unos cinco kilómetros de este increíble lugar, un emprendimiento privado propiedad de la firma Harriet, que ofrece todo tipo de servicios turísticos y la Provincia, por medio de la dirección de Vialidad y la Secretaría de Turismo, mejoraron el viejo camino de obrajes por el cual se llegaba y lo convirtieron en una ruta de tierra apta para todo tipo de vehículos.
Hoy ya no hace falta pagar costosos viajes en camionetas 4x4 para experimentar la emocionante aventura de conocer lo más profundo de la selva misionera y descubrir esta belleza, aunque el servicio está disponible en la localidad más cercana, El Soberbio, con un costo mínimo de 150 pesos por vehículo. También por río, con un costo mínimo de 240 pesos. En ambos casos son experiencias inigualables que merecen ser vividas. Una vez, que se llegó al Moconá se puede visitar el puesto de los guardaparques o el puesto de la Gendarmería Nacional. El primer lugar tiene un amplio patio y es donde se puede acampar. Además es el lugar de paso obligado para ver los saltos desde la parte alta. Desde el destacamento Yabotí de GN salen las lanchas.

Saltos del Moconá

Estos sacrificados custodios de la selva misionera siempre demuestran mucha cordialidad asistiendo con lo poco que tienen a quienes lo necesitan y guiando a los turistas para aprovechar todo lo bello que hay.
Se puede recorrer el monte, por unos senderos de interpretación realizados por los guardaparques o llegar hasta la gruta, un lugar donde un fino hilo de agua brota desde la piedra y se desploma sobre una pared basáltica ahuecada por los caprichos de la naturaleza.
En uno de los senderos se encuentra un claro ejemplo de los prodigios de la naturaleza, un imponente cañafístola de 12 metros de diámetro que está a escasos 200 metros de camino por el monte.
La natura, el silencio y la tranquilidad complementan este paradisíaco lugar.

UN ATRACTIVO NATURAL ÚNICO EN EL MUNDO

Hace 23 años que vivo en Misiones y jamás había conocido este lugar, los Saltos del Moconá ubicados a 13 kilómetros de San Pedro, por Ruta Nacional 14.
Por supuesto que mucho escuché hablar de ellos, sin embargo, nada de lo que se pueda decir o escribir sobre este lugar, será suficiente para plasmar esta magnánima obra de la naturaleza, única en el mundo.
Moconá, que en idioma guaraní significa "el que todo lo traga", es una falla geológica en el manto de basalto del macizo de Brasilia. Esto produjo, en el Río Uruguay, un quiebre de aproximadamente tres kilómetros de longitud, con una profundidad de más de ciento veinte metros.
Los saltos, si el río tiene un normal caudal de agua, alcanza a medir hasta 20 metros de altura. Este último detalle, está sujeto a las lluvias producidas en el Brasil o a las aperturas de las compuertas de las represas del mencionado país.

Saltos del Moconá

Pero... bajo ningún punto de vista se le ocurra llegar hasta los saltos, sin contar con la orientación de guías preparados para tal aventura.
A este efecto se construyó, el refugio "Moconá, naturaleza y aventura".
Este emprendimiento está ubicado a aproximadamente 70 kilómetros de la ciudad de San Pedro (4 kilómetros por Ruta Nacional 14 y 67 kilómetros desde la Ruta hasta el quincho principal). Este emprendimiento que tiene casi tres años funcionando, cuenta con un grupo de guías especialmente preparados y de una calidad humana, que le será muy difícil encontrar en otras partes del país.
En este lugar se pretende ofrecer un rincón, donde se pueda disfrutar de la naturaleza, viviendo íntimamente las bellezas y bondades de un espacio sin igual, escapando del cemento de las ciudades y disfrutando de la paz y el silencio de la selva, en combinación con verdaderas aventuras en vehículos 4 X 4, por circuitos que la atraviesan, pero siempre sin afectar su ecosistema.
La propuesta contempla también, la posibilidad de avistar la esquiva fauna y los vegetales más representativos de la selva, recorriendo los parques provinciales "Moconá" y "Esmeralda" que son los núcleos de la Reserva de Biosfera Yaboty e integrantes del Proyecto "Man and Biosphere" de la UNESCO, como así también recorrer el Parque Provincial La Araucaria.
A su vez, el Refugio "Moconá, Naturaleza y Aventura", le ofrece al turista, todas las comodidades para una estadía por demás placentera: una capacidad total para alojar a 26 personas en cómodas habitaciones con luz eléctrica. Además, cuenta con un área de camping, alquiler de carpas, baños con agua fría/caliente, snack bar, desayunos, almuerzos y cenas preparados con el mejor esmero que pueda esperar.

UN VERDADERO PARAÍSO ECOLÓGICO

Misiones, al oriente. Si recorre esa zona, cercana a Bernardo de Irigoyen, notará que nada altera la armonía del río Pepirí Guazú, que corre con timidez y traza con esfuerzo una línea ondulada en un paisaje dominado por la selva.
Sin embargo, en forma repentina esa hegemonía se quiebra y un bramido furioso y constante, altera el silencio. El río Uruguay y el arroyo Pepirí Miní acaban de cruzarse en el camino del Pepirí Guazú. Este encuentro de las aguas coincide con una sorprendente falla geológica, los Saltos del Moconá, una de las grande maravillas que ofrece Misiones la "tierra sin mal", como la llamaron los primitivos guaraníes, que divide el curso enlazado en dos niveles paralelos a lo largo de cinco kilómetros.

Saltos del Moconá
UNA AVENTURA IMPERDIBLE
Moconá: "el que todo lo traga"

Se encuentra a 340 kilómetros de Posadas y 320 de Iguazú. Es una de las grandes maravillas de la provincia, una falla geológica donde confluyen los ríos Uruguay, Yabotí, Pepirí Guazú, Serapio y Calixto, formando un cañón de tres kilómetros de largo con caídas de agua paralelas a su cauce, que a diferencia de una cascada o catarata, su caída la realiza transversalmente, pudiendo alcanzar los 20 metros de altura y una profundidad de 120 metros.
Toda el área está considerada como Parque Provincial, e incluye la biosfera Yabotí, un refugio natural para la flora y la fauna de la pluviselva, llamada así, por las abundantes lluvias que caen allí.
Desde San Pedro se organizan excursiones en lancha o gomones en el camino de ida, retornando en vehículos 4X4

Saltos del Moconá

todo terreno, pudiendo apreciar la magnificencia de la selva subtropical, así como la quietud voraz del río Uruguay.
Las excursiones también pueden ser terrestres, visitando la comunidad aborigen de Yeyí, donde se puede adquirir artesanías guaraní.
Los Saltos del Moconá, único lugar en el mundo por sus características particulares.
En el mes de Enero, más de mil personas llegaron al lugar por un camino que, si bien es difícil y con pendientes bastantes pronunciadas, permite perfectamente la llegada de autos pequeños.
Cuando el río tiene poco agua se potencia la caída a lo largo de los casi 3.100 metros de saltos transversales, allí donde el río Uruguay se partió en dos para brindar un espectáculo único en su especie, rodeado de una verde y espesa selva.
La aventura comenzará, mucho antes de llegar al lugar señalado. Apenas se deja el asfalto, el camino de tosca y ripio trepa empinados cerros. Más adentro y cuando se lleva casi una hora de marcha los restos de la selva van dejando al descubierto el salvajismo del hombre que aniquiló, por años, los montes.
Ya cerca de los saltos, encontrará la vegetación en estado más natural, los grandes bajadones y alas empinadas trepadas conjugan paisajes imponentes.
Al final del camino, los guardaparques, le darán la bienvenida. Sin embargo, lo mejor será que los vea con sus propios ojos y después de admirar esta maravilla de la naturaleza, jamás se podrá olvidar de este inigualable despliegue de grandeza.
Los saltos del Moconá, un espectáculo imponente.

DIFERENTES OPCIONES TURÍSTICAS QUE LE OFRECE ESTE REFUGIO, SITUADO EN UNO DE LOS LUGARES MÁS MARAVILLOSOS DE LA TIERRA.

MOCONÁ, NATURALEZA Y AVENTURA
Diferentes opciones turísticas:

Paquete N°1:
A las 07:00 e la mañana se recibe al grupo en San Pedro, una vez hechas las presentaciones se parte a las 07:15 hs. Hacia el predio.
El trayecto se inicia en San Pedro tomando la ruta nacional 14 hasta Colonia Paraíso, en donde se toma la ruta Provincial 21, caminos consolidados con tramos de baja dificultad, durante el recorrido, se realizan visitas al Salto Fortaleza. Se arriba al predio a las 10:00 hs. Una vez allí, luego de media hora para conocer el predio, se parte hacia los Saltos del Moconá donde se realiza un paseo por los saltos de 30 minutos de duración.
También en el Parque Provincial Moconá se harán visitas a los helechos arborescentes, árboles nativos de grandes dimensiones y al mirador.
Se retorna al quincho principal para disfrutar de un asado criollo al mediodía. Luego del almuerzo, visita al Salto Horacio Foerster. A las 15:30 se parte hacia el circuito N°1 exclusivo para 4X4, por el cual se atraviesan varios arroyos, visitando el Salto Jacinto, durante este trayecto podrá realizar caza fotográfica.
Alrededor de las 18:00 hs. se regresa al refugio para luego de un refrigerio, retornar hacia San Pedro.
Todos los horarios son aproximados y están sujetos a modificaciones posteriores por acuerdo de ambas partes.
El costo de este paquete es de $300 (trescientos pesos) por grupo de hasta cuatro personas.
En el caso de que el turista desee cenar y pasar la noche en el predio, los montos varían y deberán hacerse las reservas con anticipación. Este requerimiento obedece exclusivamente al hecho de brindar aal turista la debida atención.

Paquete N°2:
Día 1: a las 07:00 de la mañana se recibe el grupo en San Pedro.
07:15 hs. se parte hacia el Parque Provincial La Araucaria, lugar en San Pdro donde podrá conocer ejemplares de esta especie nativa de más de 200 años. Luego se dirigen hacia el Refugio Moconá, Naturaleza y Aventura. El trayecto se inicia en la ruta Provincial 21, durante el recorrido se visitará el Salto Fortaleza.
Se llega al predio a las 10:30 hs., partiendo hacia el Parque Provincial Moconá para visitar los helechos arborescentes, el mirador, conocer la gruta y los grandes árboles.

 
CORREDORES

CORREDOR DEL PARANÁ

Misiones tiene clara conciencia de que el turismo es una fuente importantísima de recursos directos e indirectos, que debe ser tratada en términos de industria.
A fin de encarar políticas activas en torno de ella, cuenta con una Subsecretaría de Turismo, cuyos objetivos son velar por la ampliación permanente de sus oportunidades, la apertura de nuevos y más llamativos polos de atracción que logren, a su vez, prolongar el período de permanencia del visitante en territorio provincial, hacérselo más productivo y placentero mientras crecen los vínculos culturales y económicos de Misiones con el mundo exterior. A los numerosos aportes que ya se han enumerado en materia de obra pública, caminos, puentes y servicios, se debe incorporar los productos naturales que componen la materia prima de esta actividad comercial.

 

Corredores

EL CORREDOR DE LAS RUINAS JESUÍTICAS

Este circuito comprende las localidades donde se encuentran las Ruinas del as Reducciones de Guaraníes que estuvieron a cargo de los sacerdotes católicos de la Compañía de Jesús, quienes se asentaron en estos territorios en los siglos XVII y XVIII.
El conjunto de las Ruinas Jesuíticas fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1984.

 

 

Corredores

CORREDOR DE LA PRODUCCIÓN

En la región central de la provincia se ubica la zona productora por excelencia. Allí se elaboran la yerba mate, el té y otras producciones agropecuarias.

En el denominado Corredor de la Producción, que abarca la región centro sur de la provincia, los aspectos salientes de las distintas actividades productivas, pilares de la economía misionera, constituyen la mayor atracción por la originalidad de los cultivos, la cosecha y la elaboración de la yerba mate, el té y otras producciones agropecuarias. Tiene como punto de partida también la ciudad capital y recorre las rutas nacionales 105 y 14. En este trayecto se puede visitar localidades como San José, en donde se hallan ubicados establecimientos elaboradores de yerba, de producción agrícola y también alguna de las estancias que abundan en la zona, aprovechando las características del terreno.

 

Corredores

EL CORREDOR DE LAS SIERRAS

Al Corredor de las Sierras se lo concibe partiendo de la ciudad capital de la provincia, por la Ruta 12 hasta la localidad de Santa Ana, desde donde es preciso internarse hacia el centro de la provincia, por la Ruta Provincial 103, hasta acceder a la Ruta Nacional 14 que corre paralela al sistema serrano central.
La Sierra de Misiones es una verdadera columna vertebral de la provincia y divisoria de aguas entre los ríos Paraná y Uruguay.
El recorrido turístico que culmina en Bernardo de Irigoyen, atraviesa importantes localidades de la provincia y presenta atractivos de notable belleza, que no deben ser eludidos en una visita a Misiones.

 

Corredores